Los principales 7 beneficios de un parto normal

El bebé respira mejor, la leche baja antes y la recuperación de la mujer es más rápida en un parto normal.

Un parto normal, en el que el bebé nace por vía vaginal, es la mejor opción para la madre y el bebé sanos. Esto se debe a que no se somete a ninguna intervención quirúrgica. Muchas veces esta práctica de realizar cesáreas sin necesidad real conduce a una incisión en el útero cuando éste es muy grueso y puede causar complicaciones para la curación y también mayor sangrado.

Las 7 ventajas de un parto normal para el bebé

·        El pequeño respira mejor

El proceso de paso del bebé a través del canal vaginal es importante porque esta compresión ayuda al pequeño a expulsar todo el líquido de los pulmones. De esta manera, el bebé nace respirando mejor. El trabajo de parto es el proceso final de maduración pulmonar. De manera que elegir un parto natural conllevara que tu bebe tenga menos posibilidades de padecer de una enfermedad pulmonar a temprana edad.

·        Más calma y alerta

La oxitocina es una hormona liberada por una mujer durante el proceso normal del parto.  Cuando entra en contacto con la oxitocina, el bebé nace más tranquilo y alerta.

·        Menor riesgo de obesidad

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Venezuela (UDO) ha demostrado que el parto por cesárea aumenta el riesgo de obesidad en adultos jóvenes. Esto se debe a que la cirugía causa cambios en la microbiota intestinal de los bebés. Después de todo, estos niños nacidos por cesárea no pasaron por el canal vaginal, como sucede con los pequeños que llegaron al mundo a través de un parto normal.

·       Menor riesgo de muerte

Según el Ministerio de Salud, que acompañó a las mujeres embarazadas entre 2000 y 2011, el riesgo de muerte materna de las que realizan cesáreas es aproximadamente 3,5 veces mayor que el de las mujeres que optaron por un parto normal.

·        Menor riesgo de infección 

Debido a que no es un procedimiento quirúrgico, el riesgo de infección para las mujeres que han tenido un parto normal es mucho menor que para las que han optado por una cesárea. Según el Ministerio de Salud, que acompañó a las mujeres en trabajo de parto entre 2000 y 2011, el riesgo de infección materna después del nacimiento del bebé es cinco veces menor en las mujeres que han optado por un parto normal que en las que tuvieron una cesárea.

·        La leche baja más rápido

La oxitocina liberada durante el parto normal no sólo es importante para el bebé, sino que también es esencial para la madre. La hormona contribuirá a una caída más rápida de la leche materna.

La oxitocina es conocida como la hormona del amor porque estimula la relación más estrecha entre madre e hijo desde el principio. La oxitocina hará que se adhieran y estimulen el contacto piel a piel y a los ojos.

·       La recuperación es más rápida

La mujer que da a luz normalmente se recuperará mucho más rápido que la mujer que tuvo una cesárea, ya que esta última es un procedimiento quirúrgico que conlleva sutura, mas pérdida de sangre y un proceso de recuperación en general mucho mas largo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *